Casa de té – Lisboa, Portugal

El lugar elegido para construir la casa de té, es la cornisa del barrio de Algés. La zona parece ser el borde que separa dos mundos: el de la ciudad y el de la playa. Jugando con esta dualidad, decidí crear un edificio que la reflejara. Por ello el volumen de la casa de té, se compone por dos cajas: una de hormigón visto, abierta completamente hacia el mar, que se acerca a la idea de la ciudad, y otra de madera que alberga un espacio más íntimo que se acerca a la imagen de la naturaleza.
Cada caja tiene asignado un programa distinto: en la de hormigón está la sala de té y el mirador, mientras que en la de madera se encuentra la sala de música y la vivienda del músico.
La conexión rígida entre las dos cajas, simboliza la interacción inevitable entre los dos mundos de la ciudad y de la naturaleza.

 

copyright © 2009 || DOT & ART ||all rights reserved

 www.dotandart.com     

otrusca@dotandart.com