Fachada iluminada con tubos de LED.

Colaboración con el ingeniero electrónico Raúl Arévalo Gea.

La fachada propuesta está sustituida por una piel, una capa exterior mediadora entre el edificio y su entorno. La piel del edificio no es una fachada neutra, sino una membrana activa, interactiva, comunicada y comunicativa.
La piel exterior del edificio está formada por varios pinchos fijados en los cristales.Cada pincho produce y consume energía - es un sistema en equilibrio, autónomo adaptado a la naturaleza. Los pinchos están formados por una célula fotovoltaica, un acumulador, una CPU, un sensor de luz, un sensor de temperatura un interruptor y un LED RGB.
La piel del edificio reacciona con el entorno, cambiando de color según las temperaturas exteriores, según las estaciones del año, tal como cambia de color un bosque a lo largo del año.

 

copyright © 2009 || DOT & ART ||all rights reserved

 www.dotandart.com     

otrusca@dotandart.com